Logo Clubplaneta
COMPÁRTENOS
FacebookTwitterGoogleCorreoPin it

Buscar en el portal
Esquina
www.trabajo.com.mx/ >Inicia tu propio negocio>Helicicultura, el negocio del futuro>Conozcamos un poco más del caracol
Esquina


Publicidad

Publicidad



Publicidad

Conozcamos un poco más del caracol

El caracol es un molusco terrestre, hermafrodita insuficiente ya que se necesitan dos para reproducirse. Su aparato genital está constituido por una vagina, un pene y un dardo, y está ubicado detrás de la cabeza en el lado derecho.

Su existencia en la tierra se remonta a la prehistoria de hecho antes de la aparición del hombre.

Los hombres primitivos se alimentaban de caracoles antes del descubrimiento del fuego, esta afirmación se basa en excavaciones realizadas en cavernas donde se han encontrado junto a esqueletos humanos conchas de caracoles, comprobándose asi que uno de los primeros alimentos del hombre fueron estos moluscos.

A lo largo de la evolución humana, los caracoles han estado presentes en la alimentación, los griegos y romanos lo consumían y éstos últimos hasta los recolectaban y reproducian para consumirlos cuando les apeteciera.

Su alimento son los vegetales, los deboran con tanta rápidez que se les considera plagas en los jardines y plantaciones.

Diferentes especies de caracoles

Helix aspersa: Es el caracol común de jardín. Su caparazón es generalmente de un color gris amarillento y presenta un diámetro de entre 30 y 40 mm. su peso oscila entre 5 y 15 gr.
Ponen de 80 a 120 huevos, llegando a la madurez, pueden reproducirse al año de vida; aunque en criaderos climatizados llegan a la madurez entre los 8 a 10 meses.

Esta especie es la más utilizada en los criaderos, ya que es muy rústica, resistente y fecunda, además de que fácilmente se adapta al cautiverio y a los diferentes climas. Esta es la especie comestible más consumida.

Helix aspersa máxima: Su caparazón tiene un diámetro de 45 mm. y alcanza un peso de 20 a 25 grs.
Es una especie muy fecunda, puede llegar a poner de 90 a 200 huevos. Su crecimiento es más rápido en criaderos climatizados, ya que alcanzan su estado adulto y pueden reproducirse entre los 6 a 8 meses de vida.

Debido a sus características de crecimiento y reproducción, gente experta en el tema pronostican que esta variedad será la que en un futuro brindará mejores condiciones de manejo y rentabilidad para la cría.

Helix pomati: Este tipo de caracol tiene un caparazón de 40 a 45 mm. de diametro, pesa entre 20 y 25 grs. Alcanzan el estado adulto a los tres años en condiciones naturales y en 1 o 2 años en criaderos climatizados.
Pone entre 30 a 70 huevos cuya incubación tarda de 20 a 30 días. Por todo ello es una especie menos resistente y fecunda a las del helix aspersa, su evolución es más lenta y presenta los mayores índices de mortalidad.

Helix lucorum: Es una especie que se adapta muy bien a la cría en cautiverio y climatizada. Su caparazón tiene un diámetro de 40 a 50 mm.
Alcanza el estado adulto en 1 año y pesa entonces 20 gr. Es muy prolífico, ya que pone entre 100 a 150 huevos.

Otro tipo de caracol es el Megalobulimus oblongus que se encuentran en la mesopotamia y el noroeste.

El Otala lactea o de las dunas:Especie ubiacada en el litoral Atlántico.

Grandes aportes del caracol

Alimentación: La carne de este molusco ha incursionado en la gastronomía, formando parte de platillos exóticos y es de las preferidas por los paladares exigentes.

La carne del caracol además de ser exquisita es muy pobre en grasas del 0,5 a 0,8 %, en comparación con la carne de ternera y la de pollo cuyo contenido en grasa es de 11,5 % y el 12% respectivamente.

Es relativamente pobre en calorías de 60 a 80 por cada 100 g, es rica en proteínas de un alto valor biológico de 12 a 16 %, en sustancias minerales 1,5 % aprox. y en nitrógeno 2,5 %.

Cabe señalar que en las proteínas que contiene la carne de caracol están presentes casi la totalidad de los aminoácidos necesarios para el hombre 9 de 10 y en las proporciones requeridas para la síntesis proteíca.

Adicionalmente con los huevos de caracol se prepara una especie de caviar blanco.

Para fines medicinales: Las proteínas de los caracoles actúan en la reconstrucción integral de los tejidos gástricos, ayudando a la cura de la úlcera.

Ayuda a combatir el raquitismo y es óptimo para el estado de lactancia.

Su alto tenor en ácidos grasos polinsaturados ayuda a combatir el colesterol y es recomendado para las dietas especiales en casos de hiper-trigliceridemia e hiper- colesterolemia.

Al ser pobre en lípidos puede ser consumido por personas afectadas por problemas hepáticos, arteriosclerosis y obesidad.

Sector estético: La baba de caracol es una sustancia que segrega este molusco para poder construir y regenerar su cáscara y así poder disponer siempre de su característica defensa. Esta sustancia que nos puede resultar insignificante y hasta repugnante, es utilizada en cosmetología sobre todo en paises como Francia y Alemania, donde se aplica para el cuidado, regeneración, cicatrización y mejora de la piel.

Niveles de consumo del caracol

Helicicultura, el negocio del futuro
Inicia tu propio negocio

Zona de comentarios


Política de Privacidad Sitio hospedado en... Contacto