Logo Clubplaneta
COMPÁRTENOS
FaceBookTwitterGoogleCorreoPin it

Buscar en el portal
Esquina
www.trabajo.com.mx/ >Cultura de trabajo>10 cosas que debes hacer en tu 1er día de trabajo>
Esquina


Publicidad

Publicidad



Publicidad

10 cosas que debes hacer en tu 1er día de trabajo

Al fin conseguiste un empleo y es tu primer día de trabajo. Eres el “nuevo” y desconoces la dinámica en la oficina.

No hay decálogos mágicos ni recetas milagrosas. Pero es cierto que el primer día de trabajo es fundamental para que jefes y compañeros se lleven una buena impresión de ti. Aunque el primer día en tu trabajo puede parecer estresante, es importante canalizar esa energía nerviosa y empezar las cosas con el pie derecho.

Tal vez te vengan preguntas a la cabeza como “¿me aceptarán mis compañeros de trabajo?”, “¿tendré la capacidad para desarrollar bien mi trabajo?”, “¿tendré una buena relación con mis jefes?”. En algún momento todos hemos estado ahí; por ello te damos el decálogo de consejos que te ayudarán a tener confianza para superar con éxito el primer día de trabajo:

1.- Llega temprano: al menos 10 o 15 minutos antes. Sal de casa con tiempo de antelación si no vas habitualmente hacia la zona donde se encuentra tu nuevo lugar de trabajo. Sería muy incómodo que el primer día te perdieras o llegaras tarde.

2.- Cómo vestirse: seguro que te has estado peguntando qué ropa debes ponerte en tu primer día de trabajo. Si has hecho una entrevista personal en la empresa, habrás visto qué tipo de vestimenta llevan los trabajadores. Si eres hombre y has visto que en la oficina todos llevan traje, ese será tu atuendo de trabajo. Para las mujeres es igual, fíjate en qué tipo de ropa llevan. Si no has visto a ninguna persona que lleve vaqueros, evítalos. La clave es no desentonar. Siempre es válido que preguntes los lineamientos de vestir, así podrás saber si empatas con la cultura de la empresa a la que estás aplicando. Una vez entendido esto, preséntate a trabajar con la ropa con la que te sientas más cómodo, pero siempre cumpliendo las reglas de vestir.

3.- Prestar atención: el primer día de trabajo te presentarán a tus compañeros y te explicarán las cosas básicas que vas a tener que hacer en los próximos meses. En ocasiones esto puede ser mucha información para un solo día, por eso es importante que si tienes alguna duda preguntes en el momento. Es preferible preguntar a decir que te has enterado y preguntar eso que “habías entendido” una hora después. Apunta las tareas, nombres, claves, etc. que te vayan dando. Eso sí, pregunta cosas lógicas y procura apuntar la solución a tu problema para no tener que volver preguntar lo mismo.

4.- Prepara un elevator speech: para contar en 30 segundos quién eres, qué hacías antes y cuál es el trabajo que vas a desempeñar en la empresa. Al ser el “nuevo”, tus compañeros tal vez tengan interés en conocerte y te hagan preguntas generales, como gustos musicales, hobbies o incluso a qué te dedicabas antes de entrar a esa empresa; lo único que debes hacer es seguir el hilo de la conversación.

5.- No rechaces una invitación para almorzar: si te ofrecen una invitación para almorzar con tu nuevo jefe y compañeros de trabajo, anda. Es importante mostrar que estás listo para mezclarte con tu nuevo equipo, aprovecha ese descanso para entablar conversación. Interésate por el trabajo, sus experiencias, etc. Evita temas demasiado personales, ya que al no conocerte lo suficiente podría parecer intrusivo.

6.- Estudia el paisaje social y las jerarquías: dos de los factores más importantes para tener éxito en un trabajo es no sólo llevarte bien con tus compañeros de trabajo, sino que también a asociarse con las correctas. Observa cómo se toman las decisiones. En todos los trabajos hay distintos grupos. Y no siempre se llevan bien. Es inevitable. No te dejes llevar por la primera impresión. Ya tendrás tiempo de identificarte más con unos o con otros.

7.- Distracciones: en muchas oficinas es habitual que los trabajadores escuchen música con los cascos. Si lo haces, asegúrate de que escuchas bien a los que tienes alrededor cuando te hablan para que no tengan que llamarte a gritos más de una vez. En cuanto al móvil, el primer día de trabajo es conveniente dejarlo en silencio y guardado. No sabes si estará bien visto utilizarlo durante las horas de trabajo, por lo que pasarte la mañana enviando mensajes o viendo tus redes sociales no es recomendable. Es importante que demuestres a tus jefes que en la oficina pueden contar 100% contigo.

8.- Sonríe: Por dos razones fundamentalmente. Porque tu primer día de trabajo es un momento feliz que tienes que disfrutar. Y porque una sonrisa te abrirá muchas puertas ya que la primera impresión que se lleven los demás de ti es fundamental. Recuerda que no se te va a valorar tanto por tus habilidades aún como por tu actitud. Todo el mundo quiere trabajar con alguien optimista y entusiasta a su lado.

9.- Actitud proactiva: es común que en los primeros días de trabajo haya espacios muertos; no desaproveches ese tiempo para revisar tus redes sociales, mejor acércate con tus jefes y muéstrales tu disposición para llevar a cabo alguna tarea. Cuando te deleguen responsabilidades, aclara en el momento todas las dudas que tengas al respecto y toma nota para no preguntar lo mismo cuando pase un mes o más.

10.- La hora de salida: se supone que tendrás un horario fijado de entrada y salida, sin embargo, la hora de salida puede ser más flexible que la de entrada en muchas ocasiones. Asegúrate de que has terminado todo el trabajo antes de irte, procura no dejar las cosas a medias y no seas el primero en irte. Avisa siempre de que te vas y, antes de hacerlo, pregunta si necesitan que hagas algo más, eso demostrará interés por el trabajo.

Fuente:
http://www.revistauniversolaboral.com/
http://www.accionpreferente.com/
http://blog.infoempleo.com/
http://www.primerempleo.com/

Zona de comentarios


Política de Privacidad Sitio hospedado en... Contacto